Un nuevo post en el blog de www.etraduccionjurada.com

Traducción de contratos rumano- español

Hoy, más que nunca, se habla de los negocios internacionales, el desarrollo empresarial, la  internalización de la mayoría de las empresas.

El principio de todos estos conceptos se basa en un acuerdo entre dos partes (o más si se requiere). Ya sean entidades o personas que van a cooperar con el fin de lograr beneficios mutuos. Por lo tanto siempre va existir un contrato o acuerdo por el medio.

Traducimos contratos de compra venta, acuerdos de distribución, compromisos de confidencialidad, demandas judiciales, contratos de trabajo, contratos comerciales, contratos de alquiler, contratos de prestación de servicios, contratos de préstamo, contratos de donación, contratos de crédito, contratos de cesión, contratos de asistencia financiera, contratos de gestión, contratos de web-hosting, contratos de confidencialidad, etc.

Realizamos tanto traducción simple de documentos jurídicos de todo tipo como también traducción jurada de rumano/castellano.

La traducción oficial jurada sellada y certificada por un Traductor del MAE garantiza la  fidelidad y plena vigencia a nivel internacional.

Empleo de la terminología adecuada

Al igual que otros documentos legales, la traducción de los contratos puede ser realmente complicada. Las acciones y los beneficios de las partes dependen de la particular interpretación de las cláusulas de un contrato. Por lo que es aún más importante si cabe, transmitir en la traducción un mensaje claro e inequívoco para evitar posibles malas interpretaciones o vacíos legales.

A medida que el proceso de traducción de los contratos se ha ido considerando una parte más dentro del campo de la traducción jurídica, se aplican las mismas reglas para el uso de la terminología y las estructuras oracionales. El empleo de estructuras de uso común y de la terminología adecuada, asegurará que la traducción de un contrato se va a entender de una única manera: la correcta.

Formato de la traducción de contratos

Imagen relacionada

Otro aspecto muy importante para evitar confusiones y malentendidos es el formato del contrato. Un buen modelo estándar de contrato internacional es aquel donde la traducción de las cláusulas del contrato se coloca en columnas junto al original. Por lo que resulta un contrato bilingüe con el texto traducido y perfectamente alineado.

A pesar de que una de las partes puede no entender la parte del contrato, este diseño proporciona una visión general rápida de las fechas, valores, números, y por supuesto una sensación de igualdad entre las partes. La mayoría de clientes afirman que un trato de igualdad a la hora de realizar negocios es muy importante.

Un aspecto más que se ha de tener en cuenta con el formato el uso de la negrita y la capitalización del texto. Dependiendo del idioma de destino las reglas de capitalización pueden ser diferentes, pero siempre es importante distinguir los términos utilizados y las partes involucradas en el contrato. Esta práctica también colabora a la clara comprensión de toda la información incluida en un contrato.

Es conveniente, antes de enviar a traducir un contrato, que efectivamente, es la versión final. De este modo, aparte de ahorrar tiempo y dinero, se evitan inconvenientes y posibles errores.

Si se quiere transmitir una sensación de respeto al futuro socio que firmará el contrato, y éste habla otro idioma (sea rumano o español), es aconsejable hacerle llegar una copia ya traducida para que pueda leerlo y asegurar que todo se comprende adecuadamente.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ESEspañol
ro_RORomână es_ESEspañol
A %d blogueros les gusta esto: